jueves, 15 de mayo de 2014

Ricardo Cavolo y otros artistas me tocan el corazón

Buenos días:

Esta es la entrada de la semana: el sábado inauguramos exposición de 20 artistas con discapacidad en Zalla, a quienes he estado acompañando en los talleres de arteterapia de Sendarte desde noviembre. He decidido dedicarla a varios creadores para tu repertorio de lectura y contemplación. Espero que te guste.

Recordé que el otro día, una artista que está traspasando un bloqueo creativo (autopublicidad: si te resuena, existen soluciones) me habló de un compañero creador,  Ricardo Cavolo, y sufrí un flechazo. 

Podéis leer una entrevista ilustrada preciosa (atención a la respuesta a la pregunta "¿Qué serías si no fueras ilustrador?").  Su página web actualizada en www.ricardocavolo.com



Uno de esos artistas que cambia la percepción del mundo porque es capaz de despertar el alma después de llamar a la puerta. De los que te incitan a coger los lápices, la pluma.

Ha triunfado siendo como es, haciendo lo que sabe hacer, en un estilo personal que se identifica de una sola mirada, que puede horripilar o encandilar.













Me ha sucedido en otras ocasiones,  con los cómics Blacksad, de Díaz Canales y Guarnido. Mi hermana compró el primer ejemplar por los dibujos, sin saber que el guión empataba el pulso de calidad.



Y la serie épica Bone, de Jeff Smith, que además de unos dibujos de línea clara preciosos habla de valores como la amistad, el amor, la valentía, la lucha del bien contra el mal... en una historia que te mantiene en vilo todas y cada una de las páginas hasta el final, impregnado de humor y energía positiva. Si te gusta, añade a tu lista de lectura Rose, la precuela fascinante, que nos cuenta cómo se formaron las circunstancias de la serie, y de los errores inevitables de la juventud.

También con la revista Bonsai, escrita y dirigida por Hernán Casciari, después de cerrar Orsai. Esto sí que ha sido una pérdida para la cultura, aunque su hermana pequeña es muy buena.

El mundo necesita artistas, enseña tu obra. Y recuerda: el mito de las 10.000 horas para aprender un oficio y hacer obras magníficas es cierto. Necesitamos todo ese proceso para depurar nuestro estilo. Cuanto antes empieces, antes llegarás. En el camino nos encontraremos.


Llega un momento en el que, después de nutrirte con la obra de otros artistas, es necesario abandonar la lectura para sumergirte en la Creación.



Entradas relacionadas:



Mapa base: actitud para emprender.Creer en ti y en tu proyectoElaborar un plan de acción.
- Ejemplo de emprendedor cultural: Orsai
- Ejemplo de supervivencia: La librería Cámara de Bilbao


Mi bendición:


Virginia Castanedo



Creatividad, Arteterapia y Educación emocional 
Sesiones individuales y grupales
sendarte.arteterapia@gmail.com
679 664 693- 946 022 836
Canal de Youtube: Elcaminocreativo 




3 comentarios:

  1. Incluso pintando plátanos para que los críos se los coman.
    http://alexfeliciano.com/hello-world/

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué fuerza tienen las imágenes de Ricardo Cavolo! Me gustan. Mi último descubrimiento ha sido Jimmy Liao y su libro Desencuentros.

    ResponderEliminar