domingo, 10 de noviembre de 2013

Me hago a mí mismo lo que desearía hacer a otros o la retroflexión

Buenos días:

Disculpadme por la tardanza en escribir: este lunes me he reincorporado al trabajo y me he visto arrollada por lo urgente e importante: un montón de detalles del Centro de Día Artístico que hemos abierto desde la Asociación Sendarte. El blog está en otra categoría: importante y no urgente, de modo que he tenido que posponerlo con nostalgia.


Hoy vamos a hablar de otro mecanismo neurótico gestáltico: la retroflexión o invasión de tu propio mundo interior.

En lugar de tratar de buscar soluciones en el mundo exterior que satisfagan sus necesidades, se reorienta hacia sí mismo, generalmente para las emociones negativas, aunque también se incluyen los narcisistas, cuando, por ejemplo, se premian a sí mismos por algo que ha supuesto un esfuerzo para otras personas.

Retroflecta aquella persona a la que alguien agrede y se culpa a sí misma por haber estado allí o por considerar que le ha dado motivos a su atacante.



Si tenemos una relación mala con nuestras emociones, como la ira, y no las expresamos correctamente, es decir, sin daño para nosotros-as ni para los-as demás, podemos llegar a somatizar ese sentimiento con migrañas, dolores de cabeza, molestias estomacales, ansiedad, depresión, etc. 


Perls, padre de la terapia gestalt, afirmaba en "Yo, hambre y agresión" que las retroflexiones más importantes son odio hacia uno-a mismo-a, narcisismo y autocontrol.


Éste último es la otra cara de la retroflexión, la positiva. Porque si aprovechamos la estructura del mecanismo neurótico para crecer, el autocontrol y la disciplina son la respuesta. En muchas ocasiones nos tenemos que obligar a nosotros-as mismos-as a hacer algo que no nos apetece en ese momento o que no nos gusta y que es necesario. 


¿Te reconoces en alguna de estas actitudes?  Te invito a que busques un ejemplo concreto en tu vida.


Entradas relacionadas:

El odio:


El odio, cáncer emocional. 
Efectos del odio en cuerpo, mente y emociones.


- Gestión del tiempo: lo urgente y lo prioritario.

- Mecanismos neuróticos gestalt:

Introyección o creencias arraigadas 
Proyección
Confluencia



Cuerpo, mente, alma y emociones: desequilibrios y sugerencias para cambiarlos.




Próximas entradas: los valores que destruyen el mundo, los que lo construyen, gestión del tiempo, la relación con el dinero... y todo aquello que vaya surgiendo.

Mi bendición:


Virginia Castanedo



Creatividad, Arteterapia y Educación emocional 
Sesiones individuales y grupales
sendarte.arteterapia@gmail.com
679 664 693- 946 022 836
Canal de Youtube: Elcaminocreativo 



2 comentarios:

  1. Conmigo, no falla: cuando me enfado mucho, luego me encuentro mal del estómago. Así que...sí: me identifico con algunas cosas que has dicho.
    Pero ¿Cómo podríamos expresar la ira sin hacer daño a los demás ni a nosotros mismos? Supongo que existen ejercicios para ello...

    Trabajaré en todo esto a partir de enero, seguro :P

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Hola, InspirArte, y gracias por tu fidelidad. Pues habrá una próxima entrada sobre cómo podemos canalizar la ira que espero que te sirva.
    ¡Ay, el estómago y las cosas que no podemos/queremos digerir!
    Un beso.

    ResponderEliminar

Archivo del blog