viernes, 29 de noviembre de 2013

La riqueza de las relaciones humanas


Buenos días:

Hoy iba a escribir unos informes, pero un error en el archivo me ha abierto el camino a escribir un nuevo post... Me alegro de que los ordenadores sean falibles.  Sin dibujo, lo siento: estoy sin escáner. Espero que te guste.

Después de la anterior entrada, Los valores que construyen el mundo, vamos a desarrollar   un ejemplo de estas semanas aplicando el sistema de preguntar a las personas con las que me topo cualquier cosa sobre ellas, saber quiénes son, qué anhelan, qué les (pre)ocupa en este momento. Después, las conclusiones generales.

La mejor manera de lograr empalizar es salir de nuestro cascarón  e interesarnos por lo que le sucede al otro, a la otra; de este modo podemos aparcar nuestras preocupaciones y darnos cuenta de que éstas son relativas, a la vez que nos olvidamos por un rato de nosotros/as mismos/as, con lo que también oxigenamos de manera doble nuestra vida.

Todo empezó en una cafetería a la que suelo ir con mi hermana cuando viene a la península, donde hay un ambiente estupendo y una notable tortilla de patatas. Los dueños, una matrimonio encantador, son tíos de una antigua compañera de colegio. Comenzó a sonar una canción, "Siento que ya llega la hora...", que yo conocía por el grupo Medina Azahara, y que me teletransportó a una época feliz de mis veinte años. Tanto, que pregunté al camarero de qué grupo de trataba: "Los Módulos". Le dije lo que me gustaba venir a su bar, porque era un oasis en medio de la ciudad, y me contó que le gustaba poner su música preferida, y que se jubilaban esa misma semana, porque él cumplía 65 años. Le agradecí su buen hacer y su simpatía. Y me llené de energía. Así que utilicé la escucha que utilizo como terapeuta en mi vida diaria.

Así, me enteré de una compañera de la Escuela de Idiomas, una chica joven que busca aprender euskara para poder trabajar de profesora después de haber estudiado Magisterio, y que se iba a una semana a un barnetegi (una granja donde se vive en euskara). Intercambiamos los correos electrónicos para enviarla los ejercicios que hemos hecho esta semana que ella estaba fuera. Otra compañera me pidió el teléfono para lo mismo (me encanta que confíen en mí). O la bibliotecaria que no tiene hijos y que se acuerda del mío porque es cejudito como ella (y espero que tan simpático). O la frutera que tiene una niña a la que sigue llevando en brazos con 5 años y que va a acabar con su espalda. O la trabajadora social que tiene varios empleos por horas, es además voluntaria con personas con discapacidad y sueña con un puesto de trabajo que la permita independizarse. O el chico con discapacidad que acaba de independizarse en un piso tutelado y mira los euros con lupa, porque ahora tiene que controlar el gasto. 
Y tantas personas maravillosas más.


6 consecuencias de interesarnos por el otro/la otra:


1. Escuchar con interés las vivencias de las personas con las que nos relacionamos nos conecta con la Humanidad, con todo lo bueno y todo lo por avanzar de nuestra especie, con nuestra mejor versión.

2. Puede variar la opinión que teníamos de alguien, una vez que conocemos sus circunstancias y nos calzamos sus zapatos. ¿Te ha pasado alguna vez que tus juicios han sido precipitados, o que alguien se ha apresurado en juzgarte?

3. Aumento de la compasión, de la ternura y el afecto. Al expandir el amor generamos una mejor vibración y mayor felicidad.

4. Escuchar con afecto puede servirnos de inspiración o de consuelo, tanto al recibir una historia como al difundirla.

5. Dejar el egoísmo de lado, su protector rígido impermeable, para crecer como personas. Dejarnos impregnar por las emociones, las vivencias, el dolor y las alegrías del ser humano que tenemos al lado.


6. Cuando reconoces la falibilidad humana, la tendencia a caer... es más fácil perdonarte a ti mismo/a. Y esto es el primer paso para una vida cada vez más plena.




El amor es la energía que mueve el mundo.
Grados de amor
El amor nos hace grandes
Mirar a los ojos

- Odio:

- El odio, cáncer emocional. 

Mi bendición:


Virginia Castanedo



Creatividad, Arteterapia y Educación emocional 
Sesiones individuales y grupales
sendarte.arteterapia@gmail.com
679 664 693- 946 022 836
Canal de Youtube: Elcaminocreativo 




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog