viernes, 29 de noviembre de 2013

La riqueza de las relaciones humanas


Buenos días:

Hoy iba a escribir unos informes, pero un error en el archivo me ha abierto el camino a escribir un nuevo post... Me alegro de que los ordenadores sean falibles.  Sin dibujo, lo siento: estoy sin escáner. Espero que te guste.

Después de la anterior entrada, Los valores que construyen el mundo, vamos a desarrollar   un ejemplo de estas semanas aplicando el sistema de preguntar a las personas con las que me topo cualquier cosa sobre ellas, saber quiénes son, qué anhelan, qué les (pre)ocupa en este momento. Después, las conclusiones generales.

La mejor manera de lograr empalizar es salir de nuestro cascarón  e interesarnos por lo que le sucede al otro, a la otra; de este modo podemos aparcar nuestras preocupaciones y darnos cuenta de que éstas son relativas, a la vez que nos olvidamos por un rato de nosotros/as mismos/as, con lo que también oxigenamos de manera doble nuestra vida.

Todo empezó en una cafetería a la que suelo ir con mi hermana cuando viene a la península, donde hay un ambiente estupendo y una notable tortilla de patatas. Los dueños, una matrimonio encantador, son tíos de una antigua compañera de colegio. Comenzó a sonar una canción, "Siento que ya llega la hora...", que yo conocía por el grupo Medina Azahara, y que me teletransportó a una época feliz de mis veinte años. Tanto, que pregunté al camarero de qué grupo de trataba: "Los Módulos". Le dije lo que me gustaba venir a su bar, porque era un oasis en medio de la ciudad, y me contó que le gustaba poner su música preferida, y que se jubilaban esa misma semana, porque él cumplía 65 años. Le agradecí su buen hacer y su simpatía. Y me llené de energía. Así que utilicé la escucha que utilizo como terapeuta en mi vida diaria.

Así, me enteré de una compañera de la Escuela de Idiomas, una chica joven que busca aprender euskara para poder trabajar de profesora después de haber estudiado Magisterio, y que se iba a una semana a un barnetegi (una granja donde se vive en euskara). Intercambiamos los correos electrónicos para enviarla los ejercicios que hemos hecho esta semana que ella estaba fuera. Otra compañera me pidió el teléfono para lo mismo (me encanta que confíen en mí). O la bibliotecaria que no tiene hijos y que se acuerda del mío porque es cejudito como ella (y espero que tan simpático). O la frutera que tiene una niña a la que sigue llevando en brazos con 5 años y que va a acabar con su espalda. O la trabajadora social que tiene varios empleos por horas, es además voluntaria con personas con discapacidad y sueña con un puesto de trabajo que la permita independizarse. O el chico con discapacidad que acaba de independizarse en un piso tutelado y mira los euros con lupa, porque ahora tiene que controlar el gasto. 
Y tantas personas maravillosas más.


6 consecuencias de interesarnos por el otro/la otra:


1. Escuchar con interés las vivencias de las personas con las que nos relacionamos nos conecta con la Humanidad, con todo lo bueno y todo lo por avanzar de nuestra especie, con nuestra mejor versión.

2. Puede variar la opinión que teníamos de alguien, una vez que conocemos sus circunstancias y nos calzamos sus zapatos. ¿Te ha pasado alguna vez que tus juicios han sido precipitados, o que alguien se ha apresurado en juzgarte?

3. Aumento de la compasión, de la ternura y el afecto. Al expandir el amor generamos una mejor vibración y mayor felicidad.

4. Escuchar con afecto puede servirnos de inspiración o de consuelo, tanto al recibir una historia como al difundirla.

5. Dejar el egoísmo de lado, su protector rígido impermeable, para crecer como personas. Dejarnos impregnar por las emociones, las vivencias, el dolor y las alegrías del ser humano que tenemos al lado.


6. Cuando reconoces la falibilidad humana, la tendencia a caer... es más fácil perdonarte a ti mismo/a. Y esto es el primer paso para una vida cada vez más plena.




El amor es la energía que mueve el mundo.
Grados de amor
El amor nos hace grandes
Mirar a los ojos

- Odio:

- El odio, cáncer emocional. 

Mi bendición:


Virginia Castanedo



Creatividad, Arteterapia y Educación emocional 
Sesiones individuales y grupales
sendarte.arteterapia@gmail.com
679 664 693- 946 022 836
Canal de Youtube: Elcaminocreativo 




jueves, 28 de noviembre de 2013

Los valores que destruyen el mundo... y los que lo construyen

Buenos días:

Esta temporada han sido unas semanas de actividad intensa, en las que he degustado minuto a minuto mi trabajo, concentrada, inmersa en la felicidad de hacer lo que amo y de vivirlo con toda la conciencia posible. 

Estoy tomándome la vida como viene: ahora me encuentro con mucho trabajo de Arteterapeuta y como madre y me consagro a ello. Siento que se resienta la frecuencia de las actualizaciones del blog, porque es un proyecto que también amo, que me ha llenado de ratos de profunda alegría, me ha hecho concentrarme en lo positivo y ha sido un sostén en tiempos menos luminosos que el presente. Seguimos. Enlentecido el ritmo, más concentrado, con mayor riqueza por las vivencias del presente. 

Pasamos ya a los 4 Jinetes del Apocalipsis emocional y social en esta segunda década del siglo XXI: El egoísmo, la depresión, el aislamiento y la ira.


Están relacionados, y unos conducen a otros: el egoísmo me lleva al aislamiento por no considerar a las demás personas merecedoras de mi atención y de mi amor; la soledad puede abrir el camino a la depresión (de hecho, las personas deprimidas pueden llegar a no relacionarse con nadie, sobre todo en las cronificadas); al perder la costumbre de tratar con los/as demás, algunas personas pierden tolerancia a la frustración y se encienden, enfadadas... o se aislan más; perder los papeles y gritar hace que nos sintamos mal y que prefiramos estar en soledad para no volver a perjudicar a nadie, para no tener que volver a pasar por ello, ya que no puedo controlarme.

Como un juego macabro de piedra-papel y tijera.

Te invito a hacer un autoanálisis y buscar un ejemplo concreto de situaciones de tu vida en las que hayas cabalgado al lado de alguno de estos Jinetes, cómo te has sentido, etc.

Precisamente con esta tesitura económica y de pérdida de los derechos sociales, es cuando más tenemos que unirnos y ver a las personas desde el amor, desde el "yo gano y tú también ganas", buscar sinergias, alianzas, lo positivo. Mentalizarnos en la abundancia, en que hay para todos/as, en que sólo será juntos/as como conseguiremos salir adelante y ser más felices.

Cambiar la mala gestión de las emociones que nos llevan a la ira y a la depresión por la empatía y el amor.

Quitarnos el traje de gigante del ego y quedarnos con el corazón al descubierto, desde nuestra altura humana real, no ficticia.

Salir a la calle a relacionarnos desde lo positivo, interesándonos por cada persona con la que nos encontramos en nuestro día a día.

Como práctica, estos días he comenzado a tratar de iniciar una conversación con todas las personas con las que me relaciono, y me he encontrado con una ingente riqueza de vivencias, de ternura, de ganas de vivir de tanta gente que me llena de energía. Hablaré de ello en la próxima entrada.

Gracias por estar aquí.



Entradas relacionadas:

Los pensamientos negativos

Funciones de la mente y cómo usarla a nuestro favor
Empezar a pensar mejor

 El odio, cáncer emocional. 
Cuerpo, mente, alma y emociones: desequilibrios y sugerencias para cambiarlos.

¿Te preocupas?
No existen ni el pasado ni el futuro: qué sucede si no me centro en el aquí y en el ahora.
¿Sabes cómo piensas y sus consecuencias?


Mi bendición:


Virginia Castanedo



Creatividad, Arteterapia y Educación emocional 
Sesiones individuales y grupales
sendarte.arteterapia@gmail.com
679 664 693- 946 022 836
Canal de Youtube: Elcaminocreativo 




miércoles, 20 de noviembre de 2013

El dinero vivido desde el miedo se escapa



Buenos días:

Hoy vuelvo de nuevo al tema económico desde una perspectiva personal. Dejo la sistematización para una próxima entrada que estoy preparando. Comencé en el artículo "Menos mal que me he arruinado" y prosigo ahora, con un momento clave en mi vida: 


Cuando cambié mi concepto sobre el dinero y pasé de mirarlo desde el miedo a la tranquilidad.

En esa época estaba comenzando a disminuir mis gastos y a aumentar mis ingresos para equilibrar una deuda mensual enorme. Aún así, el dinero se acababa y yo miraba mi cuenta bancaria con angustia: se aproximaba al cero, y al mes siguiente volvía a tener que pagar una cantidad mayor de la que tenía e iba a ganar. Me sentía con vértigo ante la cuerda floja frente a un abismo.

Justo en ese momento resolví la intrincada herencia por el fallecimiento de mis padres y cobré un dinero que vino a ayudarme en el aspecto económico. (Sus muertes abrían otras cuestiones emocionales a resolver, pero no es el tema de la entrada actual.)

En cuanto esos euros pasaron a mi cuenta, suspiré y me permití tranquilizarme. 


La cuestión crucial fue que a partir de ese momento, en el que yo sabía que tenía ahorros y que no estaba al límite financiero, comencé a ganar dinero de manera regular hasta superar mis gastos mensuales e invertí la tendencia porque cambié mi mentalidad


Y no toqué la herencia hasta años después, de modo que en realidad esa cantidad sólo me sirvió psicológicamente: al tranquilizarme pude enfocar todas la energía que tenía en la ansiedad en encontrar nuevas fuentes de ingresos a la vez que disminuía los gastos.


De hecho, esas ganancias extras vinieron del comienzo de vivir del arte y del arteterapia, como es mi vida actualmente. Fui buscando trabajos relacionados, dándome a conocer, aceptando con modestia los pequeños talleres y las oportunidades, presentándome a mil y un sitios, siguiendo un camino trazado por el entusiasmo ante la adversidad, por saber que estaba conectada con aquello que amaba, y que tarde o temprano  llegaría.

¿Y tú? ¿Cuál es tu relación con el dinero? ¿Desde dónde te posicionas para hablar de él? ¿Cuáles son tus creencias sobre la economía? 


Entradas relacionadas:
¿Tienes deudas?
el derroche
 5 pasos para que tu dinero sea solidario
Para lograr tus objetivos, también económicos:
- 7 claves para definir con éxito tus buenos propósitos.
 7 pasos para elaborar un plan de acción
- Alerta: situaciones con las que puedes apartarte de tus objetivos.



Mi bendición:


Virginia Castanedo



Creatividad, Arteterapia y Educación emocional 
Sesiones individuales y grupales
sendarte.arteterapia@gmail.com
679 664 693- 946 022 836
Canal de Youtube: Elcaminocreativo 




sábado, 16 de noviembre de 2013

Vivir en lo urgente o correr para llegar exactamente al mismo lugar

Buenos días:

Bienvenida al blog, Łędina. Y gracias a todas las personas que lo leéis día a día.

Hoy hablaremos sobre la urgencia, dentro de la gestión del tiempo, después de estas semanas de actividad laboral frenética y gozosa en las que he vivido. Como no he conseguido encontrar tiempo para leer o preparar un tema para el blog, he pensado remar a favor del flujo de mi existencia, racionalizarlo y crear una entrada de ello. Aquí está el resultado.

Vivir en lo urgente es vivir apagando incendios


como en cada jornada aparecen tantas cosas que requieren una respuesta inmediata, podemos pasar de resolución en resolución de cuestiones, y siempre habrá otra esperándonos. 

Causas de la urgencia:


1.No tener claros nuestros valores, lo que nos puede llevar a ser muy eficaces y resolutivos/as... realizando actividades que en realidad no tienen importancia para nosotros/as.

2. Una mala planificación.

3. Una época concreta, sobre todo cuando estás comenzando una nueva actividad, hasta que la asimilas y la haces costumbre.

4. La necesidad de estar constantemente en actividad (introyectos, perfeccionismo...), sumado a la melodía del ambiente actual, que premia la multitarea, ser eficientes, productivos/as, útiles.

5. Varias a la vez en diferentes proporciones. 
Veamos el dibujo realizado para el post: alguien se desplaza a velocidad supersónica por una pista especial. Nos adelanta, seguro (salvo que seas tú el que corre). Ahora bien, ¿Qué sucede si vemos la misma imagen a vista de pájaro?
En muchas ocasiones, ir despacio nos asegura que el camino en el que estamos es el correcto. Y nos permite, además, disfrutar del paisaje y estar abiertos/as a las posibilidades que surjan.


Si no tenemos claras las cosas prioritarias en nuestra vida, podemos encontrarnos dando vueltas a una pista de atletismo especialmente preparada para acoger a las personas ocupadas.

Para salir de ese circuito de velocidad y urgencia, necesitamos pararnos: detenernos a pensar qué hacemos, a sentir nuestro cuerpo y sus avisos, a discernir qué amamos y qué queremos hacer con nuestro tiempo y por ende con nuestra vida.

Si después de este análisis dices que lo que haces es exactamente lo que deseas, felicidades. 
Si no es así, ¿has pensado en tomarte un descanso para escucharte y descubrir cómo poder hacer lo que sí te importa? ¿Qué tal ahora?



Entradas relacionadas: 
mi bloqueo creativo favorito
Me doy permiso
Inmersión en la vida a través de los sentidos


Mi bendición:


Virginia Castanedo



Creatividad, Arteterapia y Educación emocional 
Sesiones individuales y grupales
sendarte.arteterapia@gmail.com
679 664 693- 946 022 836
Canal de Youtube: Elcaminocreativo 




domingo, 10 de noviembre de 2013

Me hago a mí mismo lo que desearía hacer a otros o la retroflexión

Buenos días:

Disculpadme por la tardanza en escribir: este lunes me he reincorporado al trabajo y me he visto arrollada por lo urgente e importante: un montón de detalles del Centro de Día Artístico que hemos abierto desde la Asociación Sendarte. El blog está en otra categoría: importante y no urgente, de modo que he tenido que posponerlo con nostalgia.


Hoy vamos a hablar de otro mecanismo neurótico gestáltico: la retroflexión o invasión de tu propio mundo interior.

En lugar de tratar de buscar soluciones en el mundo exterior que satisfagan sus necesidades, se reorienta hacia sí mismo, generalmente para las emociones negativas, aunque también se incluyen los narcisistas, cuando, por ejemplo, se premian a sí mismos por algo que ha supuesto un esfuerzo para otras personas.

Retroflecta aquella persona a la que alguien agrede y se culpa a sí misma por haber estado allí o por considerar que le ha dado motivos a su atacante.



Si tenemos una relación mala con nuestras emociones, como la ira, y no las expresamos correctamente, es decir, sin daño para nosotros-as ni para los-as demás, podemos llegar a somatizar ese sentimiento con migrañas, dolores de cabeza, molestias estomacales, ansiedad, depresión, etc. 


Perls, padre de la terapia gestalt, afirmaba en "Yo, hambre y agresión" que las retroflexiones más importantes son odio hacia uno-a mismo-a, narcisismo y autocontrol.


Éste último es la otra cara de la retroflexión, la positiva. Porque si aprovechamos la estructura del mecanismo neurótico para crecer, el autocontrol y la disciplina son la respuesta. En muchas ocasiones nos tenemos que obligar a nosotros-as mismos-as a hacer algo que no nos apetece en ese momento o que no nos gusta y que es necesario. 


¿Te reconoces en alguna de estas actitudes?  Te invito a que busques un ejemplo concreto en tu vida.


Entradas relacionadas:

El odio:


El odio, cáncer emocional. 
Efectos del odio en cuerpo, mente y emociones.


- Gestión del tiempo: lo urgente y lo prioritario.

- Mecanismos neuróticos gestalt:

Introyección o creencias arraigadas 
Proyección
Confluencia



Cuerpo, mente, alma y emociones: desequilibrios y sugerencias para cambiarlos.




Próximas entradas: los valores que destruyen el mundo, los que lo construyen, gestión del tiempo, la relación con el dinero... y todo aquello que vaya surgiendo.

Mi bendición:


Virginia Castanedo



Creatividad, Arteterapia y Educación emocional 
Sesiones individuales y grupales
sendarte.arteterapia@gmail.com
679 664 693- 946 022 836
Canal de Youtube: Elcaminocreativo 



Archivo del blog