lunes, 28 de octubre de 2013

Las señales sutiles en tu existencia

Buenos días:

En primer lugar, bienvenidos a dos nuevos suscriptores: Jesús e InspirArte. Gracias por apuntaros, y espero que os guste el post de hoy.


Esta entrada también podría titularse: lo que sucede mientras no pasa nada. Aparentemente, ya que, mientras estamos vivos-as, se producen cambios; a veces tan sutiles que no los apreciamos si no ponemos en ello todos nuestros sentidos.



Nos hablan de tendencias, de puertas que se entreabren, de sonidos que escuchamos a través de las paredes del día a día. Igual que van llegando los indicios de la primavera después del invierno, tan serio, y tan buen profesor: la siguiente estación llega cuando casi habíamos perdido la esperanza de volver a ver el sol.

Te lanzo una serie de preguntas para que puedas sacar tus propias conclusiones sobre tu momento actual.


¿A qué personas nuevas estás conociendo? 
¿Cuáles son sus cualidades? 
¿Qué energía tienen?
¿De qué hablan, cuáles son sus intereses
¿Algún patrón que se repita?
¿Qué puedes aprender de ello?








¿Con qué personas te relacionas habitualmente? 

¿Qué es lo que más te gusta y lo que menos de cada una?
 ¿Algo en común?

¿Se abre paso en tu conciencia algún deseo profundo?
¿Te has dado cuenta de algo que llevaba tiempo en barbecho?
¿Has realizado algún hallazgo serendípico o afortunado?

¿De qué crees que te está avisando la vida actualmente?
¿Se cierra  o se abre algún camino?
¿Sientes que llevas demasiado tiempo con un traje/ una actitud/ un trabajo/ una relación?
¿Cómo te gustaría que fuera tu vida? 
¿Cuál es el primer paso que puedes dar para ello?

¿Has añadido algo a tu vida que la ha enriquecido?
¿Has vivido algo que te ha supuesto suspirar y decir "por fin"?
¿Has comenzado una nueva actividad/ actitud durante 21 días? 


Mi bendición:


Virginia Castanedo



Creatividad, Arteterapia y Educación emocional 
Sesiones individuales y grupales
sendarte.arteterapia@gmail.com
679 664 693- 946 022 836
Canal de Youtube: Elcaminocreativo 




4 comentarios:

  1. Dios mío: mi respuesta es no a casi todo... Y efectivamente, en mi vida no pasa nada desde hace demasiado tiempo y no sé qué hacer, porque entre otras cosas, tampoco sé qué quiero que pase. Sólo deseo que no pase nada malo, eso sí. Pero no es suficiente y me siento acabada.

    ResponderEliminar
  2. Hola: tranquila, desde el momento en el que te has dado cuenta ya empieza el cambio. Creo que lo primero es saber lo que quieres: ¿qué te parece escribir una lista de al menos 7 cosas que te gustaba mucho hacer y otras tantas de actividades que te entusiasmen? Ánimo, busca cuidarte y escribe cuando quieras, siempre tendrás una respuesta.

    ResponderEliminar
  3. Hace 3 años me mudé a vivir a un pueblo de montaña, donde no conocía a nadie y donde, efectivamente, tenía la sensación de que "nunca pasaba nada".
    Cambié una actividad frenética en un pueblo de la costa, conectado mediante tren a la capital y con un estilo de vida bastante agitado....por un pueblucho de mala muerte donde lo máximo que se oía era al gallo cantar por las mañanas.
    Esto, sumado al desempleo y al hecho de no conocer a nadie aquí, me llevó hacia una especie de estado depresivo y una crisis existencial enorme.

    No fue hasta hace unos meses que empecé a darme cuenta de que, en realidad, "sí estaban pasando cosas"...¡y vaya si pasaban!

    Tu entrada me ha hecho volver a reflexionar sobre el tema...y me doy cuenta de que, gracias a este pueblucho, gracias a la poca gente que he conocido aquí y gracias a adentrarme en mis propios abismos día tras día...ya no soy la misma.

    Es bueno tomar conciencia. Y, a veces, es necesario aislarse del todo para hacerlo.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, a veces es necesario llegar al fondo de la soledad para salir renovada y hacer tu propio camino.

      Gracias por comentar.

      Eliminar

Archivo del blog