miércoles, 29 de mayo de 2013

Cuando los sueños se hacen realidad tras caminar por el laberinto

Visita el perfil freelance de Virginia Castanedo en InfoLancer.net
Buenos días:

¿Qué tal? Espero que fenomenal. Comienzo a escribir con Mozart de fondo, con su ópera La flauta mágica.

Ayer recibí una noticia fabulosa: han concedido a la Asociación Sendarte, a la que pertenezco de manera activa (aunque el blog esté desactualizadísimo, lo siento), una subvención para poder poner en marcha un proyecto que llevamos años gestando: un Centro de Día Artístico para personas en riesgo de exclusión social. 

Recuerdo cuando nos atrevimos a soñar con esta posibilidad y la verbalizamos tímidamente: ahí empezó todo, 


cuando dos mujeres apasionadas por nuestro oficio (Ainhoa y yo) vimos que creíamos la una en la otra, y que además teníamos la energía y el arrojo para materializarla. Soltamos la idea (y no recuerdo de quién partió) con delicadeza: los sueños recién nacidos son frágiles, y no sabes cómo serán acogidos.




Comprobamos que a ninguna nos dolían las negativas más de un tiempo y que siempre volvíamos a  intentarlo, buscando nuevas maneras, reforzando lo que sí que había funcionado y pasando página de lo que no.  Aprendiendo. (Hemos dado varias vueltas completas al Mapa base del emprendizaje.)


Nos presentamos en decenas de sitios, fuimos trabajando y dándonos a conocer (ambas teníamos un trabajo estable además, y decidimos no quedarnos en la comodidad y luchar por nuestros sueños en nuestro tiempo libre). Conseguimos que algunas personas vieran el potencial, el destello que brilla cuando crees de verdad en algo y que captan quienes también tienen abierto su cofre del tesoro. 


También nos dieron la espalda, nos rechazaron  e ignoraron en multitud de ocasiones: de todas ellas hemos aprendido mucho, sobre todo humildad y a levantarnos de nuevo. Algunos rechazos fueron más dolorosos. Seguimos adelante una vez lamidas las heridas. Primer paso: creer en ti.


Lo siguiente ha sido conseguir financiación precisamente en esta época, tarea que ha equivalido a mucho tiempo atrapadas en el laberinto, sintiendo en muchas ocasiones que estábamos a punto para después retirarse la marea y volver a la tabla de náufraga y al océano, con la costa delante de nuestras narices. Cuidado en este momento: llegarán las dudas, el "déjalo", sobre todo cuando la situación de túnel se prolonga. Mantén la fe.

Se abre ahora un proceso de vértigo, de materialización de la idea. Si te parece, iré añadiendo una entrada( ¿semanal, mensual?) en el blog sobre lo que vaya aprendiendo en este nueva aventura, y que espero que te sirva para animarte a hacer realidad tus sueños.

¡Y lo mejor es que todo empieza ahora! (Reconozco que siento vértigo).


Otras entradas relacionadas:



Kaizen, la mejora continua; 


Para terminar, una irónica visión del periodista y escritor Jaime Rubio sobre el  emprender. Lluvia de ideas loca y divertida para montar una empresa.

Mucha suerte,  energía y paciencia.


Virginia Castanedo


Creatividad y Educación emocional 
Sesiones individuales y grupales
sendarte.arteterapia@gmail.com
679 664 693- 946 022 836
Canal de Youtube Elcaminocreativo



sábado, 25 de mayo de 2013

El amor es la energía que mueve el mundo



Buenos días:

Hoy comenzamos con unas reflexiones sobre el amor, después de la anterior entrada sobre el odio. He estado haciendo esta mañana el mapa mental que publico a continuación, y me he dado cuenta de que el tema da mucho de sí, de modo que habrá al menos otra entrada sobre esta emoción que unifica el cosmos y que da sentido a nuestra vida a tantos niveles.

El amor tiene su raíz primaria y profunda en la supervivencia de la especie: en realidad, estamos programados-as para colaborar y buscar el bien común, porque eso es lo que nos ha permitido perdurar a lo largo del tiempo y de las dificultades


Puedes preguntarte: ¿Cuánto hubiéramos durado si los primeros seres humanos sólo hubieran buscado su bienestar individual? ¿Y si no se hubieran dejado llevar por el amor hacia otras personas, que puede comenzar con la atracción y pasión física? ¿Y si las madres abandonaran a sus bebés al menor problema? 
Si en la actualidad no buscamos el bien común, ¿qué será de nosotros-as? 

A la vez, el amor se eleva hacia el espíritu y puede considerarse la respuesta al funcionamiento del universo. 

Si la expresión de amor de un árbol es su fruto, cada elemento del cosmos hace con amor lo que mejor sabe: el sol brilla y gracias a él la vida es posible; la tierra ofrece su seno para que crezcan los ecosistemas, igual que el mar. 

Las expresiones humanas de amor abarcan desde una obra de arte, un-a hijo-a, un acto de generosidad desinteresada que aporta más felicidad al mundo, un beso, un descubrimiento científico...

¿Has experimentado alguna vez esa sensación de plenitud de que eres parte de un todo y que la Vida cobra un nuevo sentido, de que todo encaja y es perfecto tal y como es? ¿Recuerdas qué sentiste, en qué contexto? 


Cada vez que actúas por el bien común, actúas con amor.

¿Y por qué a veces nos resistimos al amor? Pros y contras de amar:


Dejarte inundar por el amor supone una danza entre la parte grata del mismo y su complementaria y dolorosa.

Como dice Khalil Gibran en El profeta, obra maestra cuyo capítulo sobre el amor he releído para esta entrada y ha vuelto a ser un bálsamo espiritual:

"Pero si vuestro miedo os hace buscar solamente la paz y el placer del amor, 
entonces sería mejor que cubrierais vuestra desnudez y os alejarais de sus umbrales.
Hacia un mundo sin primavera donde reiréis, pero no con toda vuestra risa, y lloraréis, pero no con todas vuestras lágrimas*."

Amar significa ser vulnerable: ahora te afectan el rechazo de la persona amada, las decepciones, el abandono, su dolor, sufrimiento, enfermedad o desaparición... dejas de ser 1 para ser más. Y protegerte a ti mismo, soportar lo que sea es más sencillo, porque sabes hasta dónde alcanza tu fuerza y tu coraje. Ahora bien, ¿y si quien sufre es la persona que amas? 
Amar es ser valiente: al aceptar abrir tu corazón a los placeres también lo dejas disponible para las lanzas. Y aún así merece tanto la pena, que nos pasamos la existencia buscando que nos quieran y querer. 

Amar también es renunciar al ego, admitir que no eres lo más importante del mundo; y eso duele a nivel mental, aunque luego sea una liberación.

A cambio, como recompensa, cuanto más amor das más recibes, te das permiso para abandonar la lucha contra la vida y llegas a la felicidad y a los momentos cumbre, a la vez que el deseo de ser mejor persona te hace crecer. Te vas trabajando interiormente para llegar a ser una Persona autorrealizada.


En próximas entradas: los diferentes niveles del amor; la confluencia (otro mecanismo neurótico) y otras cuestiones que vayan surgiendo.


Entradas relacionadas:





 Mi bendición:
Virginia Castanedo

Creatividad y Educación emocional 
sendarte.arteterapia@gmail.com
679 664 693- 946 022 836
Canal de Youtube Elcaminocreativo










miércoles, 22 de mayo de 2013

Fragmentos literarios



Buenos días: 

Estaba en el sofá pensando: "hoy es miércoles y toca entrada del blog. ¿Y de qué escribo?". Tras unos minutos en los que estaba sopesando dejarlo para otro día, cuando me he acordado del último libro que me he leído, "Pieza única" de Milorad Pavic, autor de la evocadora obra maestra Diccionario jázaro (¡Cuántos cuadros me ha inspirado! Fue leerlo y entrar en un borbotón de imágenes acompañadas con una necesidad furiosa de ser plasmadas; y cada relectura ha sido enriquecedora y fascinante. Abajo, dos ejemplos; disculpa la falta de nitidez de las imágenes.)

Así que finalmente he decidido hacer una entrada cosiendo varias citas, de este autor y de otros (Bradbury, Vargas), que pueden servir como fuente de inspiración y de lectura. Todos hablan de diferentes maneras de pensar. 


Palabras de Pavic: 
"Nuestros pensamientos son tan sólo el material con el cual construimos la casa a nuestro alrededor para que nos proteja y nos separe del mundo. La desgracia radica en que ellos no pueden hacerlo, ya que son blandos y maleables y no están hechos para tal propósito. Aún no hemos descubierto para qué sirven*."



"- ¿Por qué no nos mató a todos esta mañana, cuando se lo presentó la ocasión? Hubiera sido fácil, usted lo sabe.
-Lo sé. Sentí náuseas. Cuando uno quiere hacer algo terrible se miente a sí mismo. Se dice uno que todos los demás están equivocados. Bueno,  en cuanto empecé a disparar contra ellos, comprendí que sólo eran unos necios y que no debía matarlos. Pero ya era demasiado tarde. No pude continuar, y entonces subí hasta aquí con la esperanza de volver a creer en mi mentira, de enfurecerme y empezar de nuevo."**

La capital jázara aún se sostenía en pie en las sombras días después de su destrucción.
"Adamsberg no podía quedarse en la oficina un día entero. Tenía que caminar, mirar contemplar. Sin por ello aprovechar para pensar de manera coherente. Plantear un problema para encontrarle una solución era un método directo al que había renunciado desde hacía tiempo. Sus actos precedían a su pensamiento, nunca a la inversa." ***



* Pavic, M. , Pieza única (Cuaderno azul). Editorial Sexto piso, S.A. , 2007, México D.F., pág. 21.
**Bradbury, R., Crónicas marcianas,  Ediciones Minotauro, 2005, Barcelona. Pág. 101. 
*** Vargas, F., Fluye el Sena, Editorial Siruela, S.A., 2012, Madrid. Págs. 20-21. Autora de obras policiacas impecablemente narradas.


Por cierto, el pasado miércoles fue mi trigésimo octavo cumpleaños. En la foto, el tiramisú delicioso que me comí y enfrente, el arroz con leche de Borja.





 Mi bendición y hasta la próxima:
Virginia Castanedo

Creatividad y Educación emocional 
sendarte.arteterapia@gmail.com
679 664 693- 946 022 836
Canal de Youtube Elcaminocreativo










domingo, 19 de mayo de 2013

¿Qué sueña el bebé dentro del útero?


Buenos días:

¿Qué tal estás esta mañana de domingo?  

Dado que esta semana he cambiado el orden habitual de las entradas, sustituyendo la personal del miércoles por una para reflexionar sobre el odio y pasando aquélla al día de hoy.

(Acabo de conectar La canción de Solveig dirigida por Karajan y mi hijo ha dado un brinco de alegría. Y mi sonrisa detrás. Sigue moviéndose, ¿o está bailando?).


Investigando sobre el embarazo, he leído que a partir de la semana 33 ya hay movimientos MOR o REM y pueden empezar a formarse los recuerdos


¿Con qué sueña mi hijo nonato? ¿Qué recuerdos se forman? Como los bebés son gestálticos (un organismo enfocado a vivir intensamente con los sentidos a flor de piel, activados en el aquí y ahora), ¿los recuerdos serán de sensaciones (seguridad, peligro, amor, ansiedad, tranquilidad...), sonidos, emociones en vena a través de la piel y del cordón que nos une? Y me he puesto a imaginar...

Abajo, unas fotos de uno de nuestros cactus, agradecido por haberle cambiado la tierra desértica y disgregada en la que sobrevivía por humus. Otra manera vegetal de expresar amor.



 


¿Está el bebé conectado con la fuerza vital de la supervivencia, concentrado en seguir creciendo, con la conciencia en un segundo plano? ¿O tal vez se encuentra atento y totalmente presente en cada palabra, en cada latido,  en cada sonido que le llega, formándose una idea de lo que hay allí fuera? 

¿Sabrá desde ahora que habrá de nacer y de salir de su abrigo cómodo, o sentirá que es el momento justo tan sólo cuando se produzca y entonces enfocará toda su energía vital en su primera gesta, que es nacer a este mundo del que apenas conoce ecos?

¿O será la conciencia pura, y notará cada cambio en mi estado anímico, como un emociograma* viviente, registrando y tratando de adivinar lo que significan las palabras que intercambiamos su padre y yo, en una lengua que no conoce o que todavía no recuerda y de la que, pese a todo, capta las emociones subyacentes?

¿Está el feto en ese momento de tránsito en el que se diluyen tanto sus vidas pasadas y las razones para elegir esta realidad actual para nacer y queda todo brumoso, sin imágenes, definido por sensaciones, sonidos e intuiciones que le conectan con el mundo?

¿Escuchará, igual que mi voz cuando canto, el movimiento de los planetas, como un eco amniótico del universo en constante cambio del que forma parte en igual importancia que una estrella? 

¿Tendrá nostalgia de lo no vivido aún, un anhelo de otra vida que se le abre para cuando deje el medio acuático?

¿Se imaginará cómo somos o sentirá tan solo que está a salvo y que le amamos?


Visita el perfil freelance de Virginia Castanedo en InfoLancer.net *Emociograma: término inventado basándome en la definición de Cardiograma: trazado que se obtiene del cardiógrafo: Aparato que registra gráficamente la intensidad y el ritmo de los latidos del corazón.

Próximas entradas: el amor según la mitología greco-romana y varios sabios, y todo aquello que vaya surgiendo y pase a primer plano. 


 Mi bendición:
Virginia Castanedo

Creatividad y Educación emocional 
sendarte.arteterapia@gmail.com
679 664 693- 946 022 836
Canal de Youtube Elcaminocreativo






miércoles, 15 de mayo de 2013

El chapapote del odio


Buenos días:

Transportada por Soft Black Stars y otras canciones del magnífico Antony and the Jonhsons, hoy vamos a hablar del odio. Ya avanzamos sobre el tema en una entrada hace un año y tocaba revisión.

Todo comenzó el domingo, hablando con una amiga, quien soltó varias perlas que han inspirado este post. 
Desempeña desde hace tiempo en un trabajo muy por debajo de su talento,  como Sísifo. La animé a continuar buscando otro empleo más adecuado, y me dijo, con tristeza: "me he dedicado a odiar al 100% el trabajo, y no puedo odiar a la vez que estudio y tener el estado anímico positivo como para superar una entrevista laboral". 

Esto me hizo pensar sobre el componente racional del odio, que es una emoción compuesta, no primaria. Una suma de rabia, indignación, asco, visceralidad, repugnancia, ceguera, deseo de hacer daño... y que requiere de un auto-lavado cerebral constante para mantenerlo. ( Puedes repasar la entrada organizar la mente).


La mente tiene hambre constante, por eso, si no la entrenamos a utilizar su energía en positivo, aparecen los pensamientos parásitos negativos, y, cuando éstos se perpetúan (con o sin un detonador emocional), aparece el odio. Y cuando llama a la puerta, lo hace con intención de quedarse.





Nuestro ego sale dañado y eso nos lleva a querer tener la razón para mantenerlo intacto, en nuestra imagen idealizada. El orgullo herido como consejero es un guía que prefiere morir matando y desaparecer a llegar a un acuerdo que supondría ceder en alguna cuestión. Una victoria pírrica, en la que todo el mundo implicado pierde (bueno, a veces ganan los-as abogados-as).

Los efectos del odio: en el cuerpo, en la mente y en las emociones:


- En la mente: la conexión que establecemos con la persona o el objeto de nuestra aversión nos lleva a encontrar un sentido vital: todas y cada una de nuestras acciones están enfocadas en ese punto, consiguiendo el efecto contrario al que deseamos. 
- En el cuerpo: la ira mezclada con el asco prepara nuestro cuerpo para atacar, con lo que corremos hacia el estrés y la ansiedad. Al estar en este estado anímico, se acentúa la animadversión.
- En las emocionesAl odiar creamos una capa de chapapote con la que nos aislamos de los pensamientos y emociones positivas y elevadas, como el amor, la aceptación, etc. Nos conectamos entonces con los sentimientos de baja frecuencia, aquellos con los que exploramos nuestra parte más oscura: la maldad, el odio, el alegrarnos por el mal ajeno... 

¿Realmente quieres estar así? 
¿Eliges también hoy permanecer en ese estado?

Puedes hacerte esta pregunta, y escoger en cualquier momento el camino verde de la aceptación, de las pérdidas que conlleva (te mancharás de chapapote), y ser tan valiente como para aceptar lo que sucede y seguir adelante con tu vida, perdonando y perdonándote. 

Haciendo algo constructivo y positivo con tu existencia única.

En próximas entradas, el amor (para equilibrar esta), otros mecanismos neuróticos y la entrada personal semanal, que he pospuesto.




  Mi bendición:
Virginia Castanedo

Creatividad y Educación emocional 
sendarte.arteterapia@gmail.com
679 664 693- 946 022 836
Canal de Youtube Elcaminocreativo







domingo, 12 de mayo de 2013

La proyección o tirar balones fuera


Buenos días:


Después de la anterior entrada donde comenzamos a hablar de  los mecanismos neuróticos de la Gestalt, detallando el primero: el Introyecto o creencia, pasamos al siguiente: la proyección, que consiste en poner en el otro lo que rechazamos de nuestro interior.

Puedes verlo en el mapa mental que he preparado para este mecanismo (mis disculpas por el título central, he tenido un lapsus con el nombre al dibujarlo y cambiarlo con el ordenador era lo más rápido, aunque no lo más estético).

En algunas ocasiones es más fácil echar a los-as demás la culpa que asumir nuestra responsabilidadEn el apartado "analogías" de la ilustración hay algunos ejemplos: la fábula de la Zorra y las uvas, una inundación provocada por haber desviado el curso natural del río (la proyección se completaría al afirmar que la culpable ha sido la naturaleza), una máquina que se limita a lanzar pelotas fuera, o aquellas personas que se quejan de la suciedad de las calles y que, cuando les conviene, tiran desperdicios porque les resulta cómodo.


 Pasamos a ponernos unas gafas que limitan nuestra visión, para que todo lo que miremos a su través coincida con lo que queremos ver. 

¿Cómo se puede desencadenar este mecanismo?

1. Me sensibilizo con respecto a algún aspecto vital, intelectual o emocional que no me agrada. Por ejemplo, el egoísmo.

2. Empiezo a ver actitudes egoístas en todas partes y en muchas personas, incluso en mí mismo-a. 

En este caso, aparecen (al menos) dos vías: A y B.


A) Si busco conocerme más, evolucionar y aprender, en algún momento  haré un autoanálisis sincero, aceptaré mi parte egoísta y podré de este modo entender lo que sucede en los-as demás y empatizar. Como dijo el psicólogo humanista Carl Rogers: "La paradoja curiosa es que cuando me acepto tal como soy, entonces es cuando puedo cambiar".



B) O bien puedo elegir fijarme en el egoísmo ajeno, que en algunas ocasiones es más grande que el mío, para acusar a los-as demás perdonándome a mí por comparación, por comodidad o por ceguera. El hecho de que realmente otra persona tenga comportamientos egoístas no elimina los míos. Que un político robe millones de euros no me hace a mí menos responsable de un robo de cien. 


Y dado que no puedo cambiar a los-as demás (sólo quejarme y señalar y/o aceptar) y sí a mí mismo-a, las alternativas son claras. Algunas van por sendas incómodas, si bien luego nos acampaña una benéfica sensación de bienestar por haber tomado la decisión correcta.






Este es uno de los mecanismos que suele provocar mayor rechazo interno, ya que lo que detectamos en los-as demás también es real. Ahora bien, ¿utilizo esa identificación de la paja en el ojo ajeno para no ver la viga en el propio? ¿O la uso para que esa persona no me dañe la próxima vez?

Un ejercicio de humildad para valientes: piensa en una persona que te caiga mal, y escribe en un papel las razones por las que es así. 
Ahora, echa la vista atrás en tu biografía, y encuentra al menos una situación vital en la que te hayas comportado de la manera que señalas. Si has puesto "no se da cuenta de las cosas y hace tonterías", ¿cuándo has tenido tú la misma actitud?

Es posible que después de ver tus errores seas más compasivo-a con los ajenos. En todo caso, toda toma de conciencia nos ayuda a evolucionar.



Mi bendición:
Virginia Castanedo

Creatividad y Educación emocional 
sendarte.arteterapia@gmail.com
679 664 693- 946 022 836
Canal de Youtube Elcaminocreativo






miércoles, 8 de mayo de 2013

¿En qué mundo quieres vivir? La huella ecológica

Buenos días:

Hoy es miércoles y toca entrada personal. La de esta semana ya la tenía decidida hace días, desde que adquirimos en una tienda de segunda mano el carrito bicolor, la cuna y la bañera para nuestro hijo. ¿Por qué? Estamos concienciad@s con el decrecimiento, y somos coherentes con este estilo de vida, no sólo de manera teórica, como puedes recordar en la entrada 5 pasos para que tu dinero sea solidario


Hace unos años leí que la huella ecológica de cada bebé del primer mundo era tan devastadora como un huracán.  Así que he pensado: ¿Y qué puedo hacer yo para reducirla? 


- Haciendo una lista de lo necesario y de lo accesorio. Un nacimiento es como una boda: salvo que tengas clarísimo lo que deseas, te vas a encontrar arrastrado por una corriente consumista que supone un desembolso económico demencial. ¿Realmente quieres eso? 

- Segundo, no adquirir productos de primera mano salvo cosas concretas (chupete y similar). De este modo, estamos salvando del vertedero productos que se han utilizado unos pocos meses (ropa, cuna) o años (carro). Se ha generado además una corriente de solidaridad y nos han dado tanta ropa como para que no sea necesario comprar nada (creo yo).

Este ecologismo enlaza con lo vivido en mi familia, y mis recuerdos se han disparado y me he lanzado a buscar las viejas ilustraciones que hice. Os presento un dibujo inédito, y si encuentro los demás los iré también publicando. La niña de gafas es mi hermana Cristina, quien en su blog "Uno de cada vez"explica cómo está deshaciéndose de un introyecto familiar que ambas hemos asumido desde la infancia: "todo vale alguna vez, nada se tira, todo se aprovecha".



Recuerdo pasar las tardes haciendo ovillos de lana, deshaciendo jerseys viejos para hacer otros, o para reutilizar el hilo para mantas. Otra temporada, recorté hasta encallecer  tiras de tela de unos dos centímetros de ancho de ropa de todo tipo, porque mis mayores femeninas encontraron un lugar donde hacían jarapas baratas, más económicas aún si les dabas la materia prima.



Todavía visualizo con cálida nitidez la imagen de mi madre, sobre la mesa blanca ovalada de la sala, la de la ilustración, con sus reglas de madera de patronaje, extendiendo tejidos y ropa usada para convertirla en otras prendas o adaptarlo al tamaño constantemente cambiante de cualquiera de sus hijos e hijas. En ese momento estaba en su elemento, en flujo, feliz.

En la generación anterior, mi abuela Juana cuenta cómo un día se quedó sin jabón para lavar la ropa de su prole. No tenía dinero para comprarlo, de modo que fue al mercado, adquirió unas sardinas gordas y plateadas (todavía se relame cuando las rememora), y las frió. Con la grasa del aceite que desprendieron, y una receta que todavía usa, obró el milagro de la transmutación alquímica de los elementos y pudo enjabonar la colada. 


Hemos pasado de la necesidad imperiosa del reciclaje, reutilización y el ingenio precisos para sobrevivir en la miseria a realizarlo en esta generación por concienciación ecológica. 

Antes de comprar nada, siempre me pregunto: 
¿Es realmente necesario? 
Si espero para adquirirlo, ¿seguiré teniendo esa idea o la desecharé?
¿Qué sucederá con este objeto en el próximo año, en la próxima década?
¿Cuál es el precio humano de su manufacturación?
 ¿Qué impacto ambiental genera? 

El resultado es evidente: compro poco. 


Ya hemos hablado en otras ocasiones de las multinacionales (sigo sin poner el nombre de la empresa a la que dedico ese post, por la superstición mágica de no crear ningún puente entre este espacio y el suyo), sobre considerar a las personas números desechables en función de que el balance económico sea positivo, olvidando que tenemos un alma, sueños, emociones, potencialidades: en resumen, que somos humanos. Individuos valiosos por nosotros-as mismos-as, por el mero hecho de existir.

. La verdadera riqueza, de la que nos damos cuenta muchas veces cuando, por ejemplo, le sucede algo grave a algún ser querido, y automáticamente el resto lo que considerábamos preocupaciones desaparecen con el viento que desplazamos mientras corremos a su lado. 

¿Te has planteado en qué mundo quieres vivir?




Próximas entradas, otro mecanismo neurótico de defensa, la retroflexión; y más sobre el amor.

Mi bendición:
Virginia Castanedo

Creatividad y Educación emocional 
sendarte.arteterapia@gmail.com
679 664 693- 946 022 836
Canal de Youtube: Elcaminocreativo









sábado, 4 de mayo de 2013

Introyectos o creencias inconscientes, cómo nos limitan y qué hacer para trascenderlos


Buenos días:

Hoy vamos directamente al meollo:

¿Qué son los introyectos? Un mecanismo neurótico con el que nos impedimos la realización personal y que fomenta el desequilibrio interno. (En la terapia gestalt hablamos de mecanismos neuróticos,  Freud de mecanismos de defensa. )

Las personas autorrealizadas han trascendido y asimilado de manera positiva los mecanismos neuróticos y tú también puedes, comenzando por darte cuenta de su funcionamiento y buscando en tu interior.

Puedes identificarlos fácilmente buscando los "deberías" o "debo" con los que jalonas tu vida, o bien, si quieres ahondar más, buscando las frases repetidas (y las normas no expresadas pero que sí se vivían) de las figuras fundamentales de tu infancia, como padre, madre, abuelos-as, maestros-as, etc. ¿Te animas a hacer una lista detallada? Probablemente te sorprendan muchas de las cosas que salgan.

Aquello que escuchamos en la infancia forma parte inveterada de nuestro alma, y su influencia puede durar toda la vida. En muchas ocasiones, ni siquiera nos hemos parado a pensar si esas creencias continúan siendo válidas en nuestro aquí y ahora (lo veremos en la parte final del post).
Los introyectos son como balones gástricos: ocupan sitio y no alimentan; como el colesterol que obstruye las arterias y no deja pasar la sangre renovada.

Suelen empezar por amor a la persona que los dice (para quien puede ser una creencia positiva), y porque, mientras estamos creciendo, asumimos como nuestro lo que captamos del ambiente.


Un ejemplo personal desarrollado y verídico de introyecto: "si descansas eres una vaga, tienes que estar siempre haciendo algo útil. "
Esto viene de una época en la que era necesario un trabajo constante y coordinado, junto con la crianza de un gran número de hijos e hijas sanos que ayudaran a mantener el hogar, (sin lavadora ni congelador ni pañales desechables ni ninguna de las comodidades actuales). Como mis bisabuelos-as y abuelos-as (y posiblemente los-as tuyos-as), que pasaron una guerra y necesidades en diverso grado. 

Ahora, desde el siglo XXI y desde mi aquí y ahora me planteo: ¿me hace falta a mí este ritmo incesante? 

¿Es una norma inconsciente y arraigada que me hace crecer o que me limita?


 Como todos los mecanismos neuróticos, tiene una parte positiva y otra negativa. Analicémoslas (te invito a que lo hagas con tus introyectos):

Pros:
- Me ha servido a lo largo de mi vida para estudiar y trabajar a la vez, y por tanto a lograr mis objetivos y a ser más próspera. 
- También he podido continuar pintando, creando y escribiendo pese a disponer de poco tiempo, lo que me ha llevado a grandes satisfacciones.
- Recibo halagos de mis familiares más queridos: "Virginia siempre tan trabajadora", etc. Con ello, me integro más en el núcleo genealógico.
- Etc.

Contras:
- He pagado en salud, con problemas de espalda por sobreesfuerzo continuado. No he aprendido a escuchar a mi cuerpo cuando necesita descanso.
- Soy consciente de que la creatividad necesita de descanso, de aburrimiento y de desconexión (sobre todo cuando la norma familiar incluía el leer como hacer el vago, de veras).
-Para completar el ciclo vital, el descanso es imprescindible. Romperlo es perjudicarme.
-Etc.

Si hay una parte que te nutre, quédatela. Revisa la otra, la perjudicial, y sobre todo, busca las alternativas que sí que deseas: cuando dices "no" a algo, es el primer paso. Ahora, del resto del abanico de posibilidades, ¿cuáles deseas?


En próximas entradas, un mapa mental sobre el amor según Boris Cyrulnik y más mecanismos neuróticos, como la deflexión, la retroflexión, etc. Además de todo lo que vaya surgiendo por el camino.



Mi bendición:
Virginia Castanedo

Creatividad y Educación emocional 
sendarte.arteterapia@gmail.com
679 664 693- 946 022 836
Canal de Youtube: Elcaminocreativo







jueves, 2 de mayo de 2013

Sobre descansos y siestas

Buenos días:

Iba a dejar la entrada para otro día, pero dado que ya es tarde para publicar el miércoles, (sobre todo porque ya es 2 de mayo, jueves), he decidido escribir algo hoy, como primer paso para potenciar el autocuidado, realizando actividades que me nutran a nivel mental o emocional... porque asumo como parte de mi proceso que necesito reposo físico.


Nada que ver con la queja de la que hablaba en el post anterior, simplemente parto de mi realidad, no de lo que me gustaría que fuera. Me cuesta mucho descansar y no hacer nada en el sofá (a muchas personas le pasa lo contrario), porque estoy siempre activada. Claro que mi embarazo está poniéndome en otro lugar, en el del descanso obligado. 



Voy a aprovecharlo escuchando El mundo Today (necesito algo de humor), o cualquier audio de Ivoox, descansando y haciendo ganchillo, que es una actividad que me ayuda a mantener ocupada la mente racional y por tanto a estar más tranquila. 

O a echarme una siesta de media tarde si se tercia, incluso. Por cierto, ¿sabes cómo se llama este tipo de siesta? Hace un tiempo leí los diferentes tipos y su nomenclatura (por ejemplo, la de antes de comer es la del carnero), y cometí el error de no apuntarlo. Ahora no encuentro la referencia ni en Google. Hago un llamamiento a los lectores y lectoras del blog, que cada vez sois más (¡hemos rozado en los últimos meses la mítica cifra de las 10 mil visitas mensuales, gracias de veras!)







En la imagen, un  collage de la cabecera de nuestra cama, presidida por un panel de corcho que dejaron los dueños anteriores, que nos devuelve a la década de los ochenta... y que no hemos quitado todavía. Como además la habitación coincide con la zona de la riqueza material según el Feng shui, estamos colocando la mayor diversidad de imágenes posible. Últimante hemos añadido una fotografía de los puentes que cruzan el Sena, con la Torre Eiffel al fondo, de los tejados fabulosos de catedral de San Basilio de Moscú...
...

Ya tengo casi preparada la entrada sobre los Introyectos, y más cosas. La siguiente entrada, el fin de semana.


Mi bendición:
Virginia Castanedo

Creatividad y Educación emocional 
sendarte.arteterapia@gmail.com
679 664 693- 946 022 836
Canal de Youtube: Elcaminocreativo

Archivo del blog