jueves, 14 de febrero de 2013

Aliñar lo cotidiano con creatividad

Buenos días y bienhallad@:

Me he dado cuenta de que tengo ciclos de auto abandono, en los que empiezo quitando algo de mi vida que me nutre (sobre todo a nivel espiritual o creativo), dando prioridad al trabajo en mi caso, y me encuentro con un descenso en mi calidad de vida que me hace plantearme si soy feliz. Cuantas más ocupaciones tenga, más preocupaciones, más cansancio, mayor el precipicio.

En estos meses de supervivencia, en los que me cuesta tanto hacer las cosas, incluídas las que me gustan, es fácil caer en la ley del mínimo esfuerzo, en pasar de puntillas por todo... Claro que la vida transcurre y se suceden los días, insulsos. Es el momento de aportar más creatividad, introducir novedades. Como ahora con el embarazo estoy cuidando mi alimentación, he decidido empezar por la cocina.

Hoy he hecho  acelgas Bellavista del libro "1.069 recetas" de Karlos Arguiñano y me he alegrado mucho de variar, tanto en los alimentos como en el modo de preparación. Las acelgas estaban fuera de mi dieta desde hacía años, por ejemplo. Y la sorprendente acidez dulce de la manzana verde cocinada, junto con el pollo y las almendras han conseguido despertar mi interés por experimentar de nuevo.

Otra manera rápida de variar es con la música, cogiendo, por ejemplo, de la biblioteca, cualquier CD aleatorio (puedes ir pensando previamente en coger el número 162, 34 y 78), y escucharlos. No es necesario que te gusten, si bien añadirán variedad y en muchas ocasiones encuentras joyas, como Geoffrey Gurrumul Yunupingu o David Bowie.

También puedes encontrar en el blog otras recetas creativas para urgencias en caso de sequía. Y cómo empezar con una nueva costumbre positiva

Y hoy comeremos, con un poco de arroz basmati, bacalao con tomate, de esta manera tan sencilla de Arguiñano (no la encuentro en la web), quien con cuatro ingredientes y mucho cariño hace magia: tomate, ajo, cebolla, aceite de oliva, sal, pimientos rojos. Sofrito de una cebolla y dos dientes de ajo, se añade el tomate triturado y un pellizco de azúcar y se deja hacer unos minutos a fuego lento con tapa, porque salta muchísimo. Yo le pasé la batidora para uniformizarlo y añadí un par de cucharadas de pimientos del piquillo. Añadir el bacalao, fresco o desalado y dejar hacer con el tomate 15-20 minutos, según el grosor de las tajadas. Recuerda: con tapa, si no quieres una cocina moteada.


Creo que este es uno de los secretos de la vida: tratar de hacer delicias con lo que disponemos, con sencillez, cariño y alegría. 


Que cantar expulsa a los pensamientos obsesivos y nos conecta con todos nuestros órganos internos, en una vibración energetizante. Si en algún momento te encuentras agobiad@, canta, canta, canta. Expulsarás el resto que tengas en la cabeza, en un recreo temporal. 

Seguimos en próximas entradas con el emprendizaje.

Hasta la próxima:

Virginia Castanedo

Visita el perfil freelance de Virginia Castanedo en InfoLancer.net
Creatividad y Educación emocional 
Sesiones individuales y grupales
sendarte.arteterapia@gmail.com
679 664 693- 946 022 836
Canal de Youtube: http://www.youtube.com/user/VirginiaCastanedoE?feature=mhee



No hay comentarios:

Publicar un comentario