sábado, 23 de julio de 2011

Creatividad en vacaciones


Visita el perfil freelance de Virginia Castanedo en InfoLancer.netUna foto prohibida del interior del Guggenheim


Buenas tardes y bienhallad@s:

Disculpad la falta de entradas, he andado abducida por la celebración de mi boda, recibiendo amigas... La celebración fue doble, ya que mi hermana Cristina y su esposo, Jaimie, también se casaban y lo disfrutamos juntos.

Bueno, pasamos a la propuesta creativa. Os invito a aprovechar estos días de ocio para asentar las bases para el curso que comenzará en septiembre tras las vacaciones.
Si montamos una estructura sólida y con la que seamos felices, será mucho más sencillo el día a día, a la vez que tendremos un faro para las etapas oscuras.

Pongamos bien los cimientos, por escrito para recordarlos y releerlos.

¿Cuáles son los valores principales en mi vida? ¿Qué es más importante para mí?
¿Cuáles son mis talentos únicos? ¿Con qué actividades soy feliz? ¿Cuáles son los retos que quiero para los próximos años?
¿Cuál es el tiempo y la energía que dedico a las principales áreas de la vida?
Por ejemplo, dibujo un círculo y lo divido en las siguientes áreas, según el tiemo que dedico a cada una:
Amar
Espíritu
Aprender
Cuerpo
Trabajo

Y ahora me pregunto si soy coherente de pensamientos, corazón y actos. Un ejemplo personal: digo que para mí es importantísima la relación amorosa con mi esposo y formar una familia... y a la hora de la verdad no dedico tiempo de calidad a estar con él. En caso de que sea así, podemos preguntarnos: ¿qué puedo hacer (pequeños actos diarios) para amar más?
Repetimos con cada área, adquiriendo los compromisos contigo mism@ que puedas y quieras asumir. Por ejemplo: cuidar más mi espalda realizando los ejercicios que me ha mandado el fisioterapeuta, comenzar una nueva formación (estoy dudando entre un curso de Creatividad literaria, un Máster de Creatividad y la formación de Constelaciones familiares), etc.

¿Qué te hace feliz? ¿Qué te da paz interior? ¿Cómo puedo dar mi talento al mundo?

Y no quedarnos en la zona cómoda conocida, atrevernos a dar un paso más.

Siempre desde la responsabilidad ("qué puedo hacer yo")y desde el querer hacer. Los actos motivados por amor, poque así lo quiero, son los que permanecen.

Hasta aquí esta entrada. Antes de cerrar por vacaciones en agosto, me comprometo a escribir una nueva de Fiestas posibles, una técnica creativa aplicada con humor.

Mi bendición, un saludo.

Virgiñita

No hay comentarios:

Publicar un comentario