miércoles, 25 de mayo de 2011

El plan B de l@s artistas, vértigos y abismos


Visita el perfil freelance de Virginia Castanedo en InfoLancer.net ¿Cómo se piensa bajo árboles de metal? (Sugerencia para un relato. ¿Alguien acepta el reto?).

Buenos días y bienhallad@s en todos y en cada uno de los lugares desde donde os asomáis a este blog:

Las imágenes que acompañan la entrada de hoy ilustran mi amada ciudad, Bilbao. (¡Cómo no!, diréis algun@...) Tenemos fama de lugar gris. Con estas fotos quiero hacer un guiño al tópico y desmentirlo encontrando la belleza en ese color, mientras el sol calienta allí en la calle.

En ocasiones, l@s artistas sacamos el Plan B, es decir, la parte que nos permitimos sacar de nuestro tesoro. En lugar de hacer lo que me apasiona, elijo algo más "verosímil" que simplemente me gusta.

Como mal menor, me permito montar una academia de dibujo clásico (como hice yo hace unos años) o me planteo escribir un libro cuando lo que anhelo es tocar en mi banda de música, o me autoconvenzo de que lo que me gusta en realidad es el trato con las personas, no desarrollar mi propia obra...

¿Por qué puede ser esto, tan habitual además?

Tal vez porque, si conservo mi tesoro intacto, no lo mancharé con la realidad, no lo cotejaré con ella: estará siempre fresco, brillante, perfecto, nuevo. Si en cambio, lo saco a la calle , puede pasar que se ensucie, que se me caiga... o que, esto con casi total probabilidad, varíe, se enriquezca, se matice.

Si nunca saco mi tesoro, siempre podré cogerlo y deleitarme a escondidas con su visión, impregnarme un poquito de su luz que toca directamente en mi alma. Si lo abro y fracaso, puede que considere que ya no me queda esperanza, que lo he gastado en vano.

El vértigo aparece y despliega sus alas terribles y fascinantes, ya que a la vez temo romperlo y además siento pavor de que crezca hasta transformarse en el centro de mi vida, dotándome de alas.

Puedo sentir vértigo ante el abismo del posible fracaso y por la posibilidad de volar muy alto.

En todo caso, las emociones cumbre como el vértigo nos dan una pista de que estamos cerca de nuestro camino. Sólo algo que amamos puede hacernos sentir tanto. Bienvenid@s al vértigo, que da sabor a nuestra existencia.




Para terminar, dejamos en palabras de otros artistas más sabios una conclusión:

Nuestras vidas pueden ser una sucesión de innumerables comienzos si tenemos el ingenio y la voluntad suficiente como para lograr que eso sea así.
Scott Maccloud, hablando sobre el magnífico Will Eisner.

En próximas entradas, nuevas técnicas creativas y el apasionante combate Ansiedad contra Realidad.

Mi bendición, un saludo.

Virgiñita

1 comentario:

  1. Curioso, he estado hablando de esto toda la semana.
    "Si nunca saco mi tesoro, siempre podré cogerlo y deleitarme a escondidas con su visión, impregnarme un poquito de su luz que toca directamente en mi alma. Si lo abro y fracaso, puede que considere que ya no me queda esperanza, que lo he gastado en vano. " Esas palabras me han llegado al alma. Gracias.
    C

    ResponderEliminar