domingo, 24 de octubre de 2010

Recordatorios caseros de sonrisas

Visita el perfil freelance de Virginia Castanedo en InfoLancer.net

-Yo digo: quien rechaza... poque hay los hechos de una tierra que sin abono nunca florecerá.
-¿Yo?
-¿Tú? no, por Dios... Tú eres de las que matarían para florecer.


Clarice Lispector, "Cerca del corazón salvaje".


Buenas tardes y bien hallad@s:

Ha tomado el cielo y el aire la lluvia, tras unos meses sorprendentemente soleados por el norte. Bienvenida.

El otro día, en el taller de Risoterapia que imparto regularmente en la Alhóndiga (debo a este amado blog un reportaje fotográfico de este monumento espectacular) , se me ocurrió dar una sugerencia para casa, y visto el éxito, me permito ponerla aquí.

Muchas veces, en el día a día, nos dejamos arrastrar por lo gris, por las prisas, por la rutina... y nos olvidamos de estar conscientes en todas y cada una de las cosas que hacemos, con lo que nos perdemos parte de la sustancia de la vida.

Como recordatorios para sonreír, recortar figuritas geométricas u orgánicas de colores (corazones, triángulos, rombos, soles...) y meterlas en diferentes bolsillos de nuestras ropa. Cuando los encontremos, será una señal para poner una sonrisa... si no la tenemos ya.

También sirve con notitas para nuestros seres queridos... e incluso para darnos ánimo a nosotr@s mism@s...

Si probáis, podéis contar aquí qué tal os ha ido y dar nuevas ideas que nos permitan ser más felices.


Me despido llena de nervios, con olas de emoción... mañana comienzo un nuevo grupo, de Artistas bloquead@s... ¿Qué sucederá? Si me permiten l@s participantes, dedicaré una entrada semanal al blog con lo mejor del taller.

Mi bendición, un beso.

Virgiñita

No hay comentarios:

Publicar un comentario