jueves, 24 de junio de 2010

Árbol agobiado



Visita el perfil freelance de Virginia Castanedo en InfoLancer.net

Buenas tardes de San Juan:

Llevo una temporada con sobrecarga emocional y laboral, y el otro día me encontré con mi sosias (ya conocéis mi identificación con los seres vegetales en general y con los árboles en particular). Fue verlo y sentir que era mi espejo en ese momento:
un árbol sin espacio, desbordado, harto...

Al examinarlo, me di cuenta y que había encontrado la solución, soltando las raíces por la parte trasera y rompiendo el cemento.

Y me planteé varias cuestiones, ya que la metáfora estaba servida en vivo y en directo: ¿Qué puedo hacer yo para tener más espacio? ¿Qué es el cemento que me rodea? ¿Cómo puedo romper la piedra y encontrar la salida? ¿Cuáles serían mis raíces?

El día ya no fue el mismo, claro. Ya estaba sonriendo.

Mi bendición, un saludo.

Virgiñita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario