jueves, 24 de junio de 2010

Árbol agobiado



Visita el perfil freelance de Virginia Castanedo en InfoLancer.net

Buenas tardes de San Juan:

Llevo una temporada con sobrecarga emocional y laboral, y el otro día me encontré con mi sosias (ya conocéis mi identificación con los seres vegetales en general y con los árboles en particular). Fue verlo y sentir que era mi espejo en ese momento:
un árbol sin espacio, desbordado, harto...

Al examinarlo, me di cuenta y que había encontrado la solución, soltando las raíces por la parte trasera y rompiendo el cemento.

Y me planteé varias cuestiones, ya que la metáfora estaba servida en vivo y en directo: ¿Qué puedo hacer yo para tener más espacio? ¿Qué es el cemento que me rodea? ¿Cómo puedo romper la piedra y encontrar la salida? ¿Cuáles serían mis raíces?

El día ya no fue el mismo, claro. Ya estaba sonriendo.

Mi bendición, un saludo.

Virgiñita.

domingo, 20 de junio de 2010

Acuerdo a relevos



Visita el perfil freelance de Virginia Castanedo en InfoLancer.net He aquí el origami modular ya con tres meses (cada billete rojo es un bono mensual del metro)... ya va cogiendo forma.

Y la otra fotografía, en la Plaza del Teatro Arriaga, un nuevo guiño a la anterior entrada, con objetos cotidianos de tres metros... si antes hablo de escenarios hipotéticos... Era una instalación para la Noche en Blanco de Bilbao, la Gauzuri en euskara, celebrando el 710 aniversario de la Villa.


Buen@s días-tardes-noches:

Hoy vengo de una conferencia de Stephen Covey, famoso autor de "Los 7 hábitos de las personas altamente efectivas", que ha dado una conferencia en el colegio Gaztelueta de Leioa. Ya he hablado de él en alguna ocasión en este blog que tenemos a medias.

Dio un repaso a la estructura de su libro, muy recomendado por ser un magnífico recopilatorio de Coaching, muy aplicable, conciso y acertado.

Primero, proactividad, es decir, hacernos responsables de nuestros actos, pensamientos, emociones y decisiones.

Habló del sentido de misión en la vida: si tenemos claros nuestros objetivos (los cotidianos y los que son más grandes que nuestra existencia), es más sencillo saber si la siguiente tarea que se nos plantea es coherente con ello (adelante) o no (¿y merece la pena hacerla?). Y, sobre todo, la segunda parte: ¿qué queremos legar al mundo, a nuestra comunidad, a nuestr@s hij@s (si l@s tenemos)?

Y me quedo con algo que dijo ya al final: algunas tribus indias (que le bautizaron como Águila Calva) utilizaban un sistema para llegar a acuerdos: una persona en el conflicto tiene un amuleto en la mano, que sólo da a la otra personas si se siente comprendida, y viceversa. Así es más fácil empatizar y llegar a un compromiso en el que tod@s l@s implicad@s ganen.

Maravilloso, sobre todo para alguien tan cabezota como yo...

Mi bendición, un saludo.

Virgiñita

martes, 15 de junio de 2010

Tercer grado a la realidad




Visita el perfil freelance de Virginia Castanedo en InfoLancer.net Imágenes de la nueva Plaza Arriquibar de Bilbao, diseñadas por Philippe Starck, y que voy a usar como ejemplo práctico de la entrada de hoy...



Buenos días y feliz junio:

¿Qué tal por todos los lugares en los que estás? Me alegro de saber que estás al otro lado, siempre me motiva para una nueva entrada.

Hoy hablaremos de una nueva técnica creativa: ¿Qué pasaría si...?

Esta pregunta, repetida hasta la saciedad, abre posibilidades infinitas de nuevos escenarios, y con ello nuevas y refrescantes ideas. Vamos a hacer un tercer grado a la realidad, hasta que confiese.

Vamos a tratar de verlo todo desde un punto de vista desconocido hasta ahora, lo que puede ayudarnos a abrir la mente en múltiples direcciones y dar con el ¡eureka! necesario.

Así que adelante con escenarios inauditos y surrealistas. Os invito a elegir al menos uno y darle todos los detalles posibles.

Para comenzar: ¿Qué pasaría si el cielo estuviera siempre oscuro? ¿Cómo nos hubiéramos desarrollado los seres humanos?

¿Qué pasaría si el tiempo transcurriera hacia atrás? ¿Cómo valoraríamos entonces la experiencia? ¿Las nuevas decisiones cambiarían las anteriores, en un bucle?

¿Qué pasaría si viviéramos seiscientos años?

Aplicar cualquiera de estas situaciones hipotéticas a algún problema que podamos tener... por si entre las ideas generadas hallamos la solución, o al menos un nuevo punto de vista que nos desbloquee.


El artista de las imágenes, Philippe Starck puede que, (fantaseo) en su proceso creativo haya respondido a preguntas como estas: ¿Qué pasaría si no hubiera paredes? ¿Qué pasaría si lleváramos el jardín a casa? ¿Qué pasaría si los objetos fueran para personas de 3 metros?

En próximas entradas, nuevas técnicas creativas y algo más de detalles de una confirmación que llevábamos l@s de aquí diciendo hace tiempo: nada más bonito que Bilbao. Nos han concedido el Lee Kuan Yew World City Prize, en colaboración con la Academia Nobel sueca.

Mi bendición, un abrazo.


Virginia Castanedo

Visita el perfil freelance de Virginia Castanedo en InfoLancer.net
Creatividad y Educación emocional 
Sesiones individuales y grupales
sendarte.arteterapia@gmail.com
679 664 693- 946 022 836
Canal de Youtube: http://www.youtube.com/user/VirginiaCastanedoE?feature=mhee



lunes, 7 de junio de 2010

El deber de seguir siendo optimistas


Visita el perfil freelance de Virginia Castanedo en InfoLancer.net Esta mañana me he encontrado en un banco una metáfora preciosa de la Creatividad abandonada...

En el periódico del domingo (El Correo) he encontrado dos artículos que han supuesto una bocanada de aire fresco en medio de tanta crisis, pondré a continuación algo de cada uno. Me resulta refrescantes las palabras de apoyo, de responsabilidad, de no dejarnos arrastrar, de hacer todo lo que está en nuestra mano. Y es ahora, en plena crisis económica internacional, cuando nuestros sueños son más importantes, como guía en los tiempos difíciles.

Juan Ignacio Pérez Iglesias, en su artículo titulado "Todos somos responsables", culmina con una cita de Karl Popper: "El futuro está abierto. No está predeterminado y no se puede predecir, salvo accidentalmente. Las posibilidades que encierrra el futuro son infinitas. Cuando digo "tenéis el deber de seguir siendo optimistas", no sólo incluyo en ello la naturaleza abierta del futuro, sino también aquello con lo que nosotros contriubímos a él con todo lo que hacemos; todos somos responsables de lo que el futuro nos depare. Por tanto, nuestro deber no es profetizar el mal, sino más bien luchar por un mundo mejor".

Federico Mayor Zaragoza titula el suyo "Integración profesional de los jóvenes". Afirma que "debemos volcarnos para que los jóvenes encuentren el empleo que corresponde a su esfuerzo, ofreciéndoles oportunidades y promoviendo sentimientos solidarios en su día a día..."

Lograr el beneficio común a la vez que el propio es una excelente manera de esforzarnos por hacer un mundo mejor.

Un saludo.

Virgiñíta

miércoles, 2 de junio de 2010

El miedo a la propia grandeza


Visita el perfil freelance de Virginia Castanedo en InfoLancer.net

Buenas tardes y bienhallad@s:

¿Qué tal os va en este final de primavera? Espero que fenomenal. Yo vuelvo a las andadas gracias a mi admirado Abraham Maslow, uno de los padres de la Psicología Humanista... y a un concepto muy interesante: el Complejo de Jonás o el miedo a la propia grandeza. El capítulo completo, en La personalidad Creadora, Editorial Kairós.

Maslow habla de la neurosis como inhibición del desarrollo personal, es decir: de lo que nos impide (muchas veces forjado día a día por nosotr@s mismo@s) llegar a ser lo máximo que podemos, a realizar nuestra potencialidad. 


Por ejemplo: si eres un(a) brillante investigador(a) y además muy tímida, tal vez nunca tengas el valor suficiente para solicitar esa beca que podría financiar tus estudios... todas las disminuciones de lo humano, como pueden ser: " las pérdidas cognoscitivas, los placeres, alegrías y éxtasis malogrados, la pérdida de aptitud, la incapacidad para relajarse, el debilitamiento de la voluntad, el miedo a la responsabilidad, son todas disminuciones de lo humano".

Por suerte todo es reversible, y en muchas ocasiones un(a) terapeuta puede acompañarnos en nuestro proceso de quitar capas y protecciones que ya no nos sirven.

Recuerdo con amor a mi primer terapeuta, Manolo, junto al cual (hablo metafóricamente) me dediqué picar piedra con cuarenta grados a la sombra, regada con sudor y lágrimas... y cuando pensaba que ya estaba todo, porque el camino estaba despejado de las montañas de escombros... vi que me quedaba la urdimbre sutil, dejar el pico y la pala y pasar a la brocha arqueológica... y plantar el jardín. Junto a Sara estoy dándome cuenta de los detalles y ya he plantado alguna que otra semilla. El camino es lo importante. Ponerse en marcha, dar el primer paso, mantenerse.

Y una vez más Maslow da en el clavo: las neurosis nos hablan de personas que todavía aspiramos a alcanzar la humanidad plena, las que mantenemos la esperanza de ser mejores día a día. Cuando un niño no ha sido lo suficientemente amado (dice Maslow), el mejor tratamiento será amarle intensamente, cubrirle de cariño: para eso siempre estamos a tiempo.

El Complejo de Jonás es la huída de nuestros mejores talentos. Tod@s tenemos potencialidades sin usar o sin desarrollar plenamente, en ocasiones esquivamos la llamada de la vocación, rehuimos de las responsabilidades que podríamos asumir para hacer un mundo/una persona mejor.


A algunas personas les asusta llegar a ser lo que, en nuestros mejores momentos, vislumbramos, en esos ratos gloriosos de experiencias cumbres en las que tenemos la certeza firma de nuestras mejores posibilidades. También tememos a nuestra Sombra, nuestro lado oscuro, lo peor que podemos llegar a ser, que también forma parte de nuestra naturaleza.

En ocasiones les sigue el miedo, y nos retiramos. Puede ser debido a la intensidad de la experiencia cumbre, que por suerte es limitada en el tiempo. Tratar de estar siempre en el máximo supone un desgarro interno equivalente al estar siempre en el mínimo, como los estados depresivos. O puede ser por el miedo al "orgullo pecaminoso", la hubris, esa vergüenza al volver a la realidad tras un subidón emocional: ("¿Yo buen(a) artista? Imposible, no tengo más que compararme con l@s grandes"...) Sin darnos cuenta de que también l@s grandes habrán tenido sus crisis espirituales. ¿Cómo alguien como Leonardo, Platón o quien queráis imaginar podría no tener momentos de dudar de sí mism@? ¿Acaso no eran humanos?

La humildad es tan necesaria para el trabajo creativo como la arrogancia: darnos cuenta de que podemos y por tanto lanzarnos, y luego poner las cosas en su justa medida... y viceversa.


Bueno, por hoy he hablado mucho. Sólo una pregunta en el aire, por si alguien acepta el reto una vez más: ¿Cuál es tu vocación, tu llamada?

Mi bendición:

Virginia Castanedo

Visita el perfil freelance de Virginia Castanedo en InfoLancer.net
Creatividad y Educación emocional 
Sesiones individuales y grupales
sendarte.arteterapia@gmail.com
679 664 693- 946 022 836
Canal de Youtube: http://www.youtube.com/user/VirginiaCastanedoE?feature=mhee