sábado, 17 de abril de 2010

Meditación y pensamientos



Visita el perfil freelance de Virginia Castanedo en InfoLancer.net La representación de mi paraíso: un árbol sobre el césped verde lleno de margaritas, en primavera... parece que todas las imágenes de abril tienen referencias arbóreas....
¿Cuál sería tu paraíso?




Buenos días-tardes-noches:

Aquí vuelvo a mi querido blog, gracias por estar al otro lado y darle sentido.

Esta semana he decidido cambiar una costumbre que ha durado siete años y sustituirla por un nuevo compromiso personal: meditar a diario.

Desde el año 2003 y con el revelador descubrimiento de Julia Cameron, autora de "El camino del artista", he estado escribiendo todas las mañanas tres folios con lo que se me pasara en ese momento por la cabeza. Escritura libre, sin ínfulas de calidad, sólo poner en el papel los pensamientos que merodeaban mi cabeza a diario.


Con la disciplina que atesoro y que fomento, he cumplido salvo uno o dos días al año, aun teniendo que levantarme a las cuatro de la mañana (como ha sucedido alguna vez), y reservando siempre esos veinte o treinta minutos que tardaba, antes de salir al mundo. Y merece la pena, tanto que creía que no lo cambiaría por nada.

Las hojas las vas guardando, y puedes empezar a leerlas una vez transcurridos dos meses. Ahora, por ejemplo, estoy con las de febrero. De ahí selecciono las frases que me tocan el corazón, las escribo en el diario, y el resto al contenedor de papel.

¿Para qué sirven?

He encontrado muchas ventajas, como depositar sobre el papel los pensamientos y dejarlos ahí, con el consiguiente espacio cerebral libre; perder el miedo a la hoja en blanco; crear un espacio seguro, en el que, pasara lo que pasara, sabía que al día siguiente iba a poder desahogarme ahí; ver las cosas en su justa medida, ya que, transcurridos dos meses, en realidad me he dado cuenta de que las preocupaciones de ese momento no eran para tanto; en la hoja final de las tres, sobre todo,acabas poniendo las cosas que realmente te importan, lo que aparta la nube de pensamientos demoledores para dejar paso a la creatividad.


Si tuviera que hacer una metáfora, diría que son un suspiro de alivio.

En los peores momentos de sequía, el los de bloqueo, ha sido fundamental para mí seguir con las Hojas de la Mañana, para que, cuando volvera la creación, tuviera el grifo abierto.

Altamente recomendado, de corazón, con resultados sorprendentes a medio plazo.

... Hasta que he decidido dejar de usar tanto la cabeza y empezar a meditar. Hago meditación en movimiento, he comenzado por veinte-treinta minutos todas las mañanas, en vez de las Hojas, y cuando puedo media hora por la tarde.

¿El resultado esta primera semana? Gratificante. He tenido un día de silencio interior perfecto, dejando pasar los pensamientos, fluyendo entre sus letras, y he podido escuchar mi voz sabia interior; otros días tenía tantos pensamientos que sacudir que he conseguido al menos relajarme... y en general, estoy en otro estado anímico, con mucha más paz.

Mi bendición:


Virginia Castanedo

Visita el perfil freelance de Virginia Castanedo en InfoLancer.net
Creatividad y Educación emocional 
Sesiones individuales y grupales
sendarte.arteterapia@gmail.com
679 664 693- 946 022 836
Canal de Youtube: http://www.youtube.com/user/VirginiaCastanedoE?feature=mhee



No hay comentarios:

Publicar un comentario