martes, 23 de marzo de 2010

Creatividad: un acto de valentía


Visita el perfil freelance de Virginia Castanedo en InfoLancer.net Un collage de estos días revueltos...



Buenas noches de primavera, siempre igual, siempre renovada:

Hoy me he permitido echarme en el sofá a mediodía, han sido unos quince minutos. En muchas ocasiones me cuesta estar sin hacer nada (como si eso fuera posible, menuda ilusión de mi raciocionio).

Cosas que he hecho mientras "no hacía nada": He inspirado y he notado el aire lleno de vida de la primavera. Expiro, inspiro, me lleno de olores agradables: la brisa mece la ropa tendida; suena el colgante que tengo en la sala, sus piezas chocan con armonía. Me siento tranquila y aliviada. Noto la manta sobre mi regazo, la suavidad del sofá. Noto el hambre que se agudiza, lo disfruto antes de ir a preparar la comida.

Y han confluído dos cosas que me han encantado: he comenzado a leer el libro de Joseph Zinker "El proceso creativo en la terapia guestáltica" (Editorial Paidós) y me he caído de bruces sobre un montón de respuestas a cuestiones que bullen en mi interior. Como botón de muestra, esta joya, extraída de las primeras páginas:

"La creatividad es la celebración de nuestra propia grandeza, el sentimiento de que podemos hacer que cualquier cosa se vuelva posible. Es una celebración de la vida, mi celebración de la vida. Una afirmación ardiente: ¡Estoy aquí! ¡Amo la vida! ¡Me amo! ¡Puedo serlo todo! ¡Puedo hacerlo todo!
...
Finalmente, la creatividad es un acto de valentía. Establece: EStoy dispuesto a arriesgarme al ridículo y al fracaso para poder experimentar este día con novedad y frescura. Aquel que se atreve a crear, a trasponer límites, no sólo participa de un milagro, sino que llega además a descubrir que en su proceso de ser, él es un milagro.
Mi objetivo como terapeuta y como persona es considerar la totalidad de mi vida -la manera en que me muevo, trabajo, amo y vivo- como arte, como un proceso creativo... Es un proceso de desear una experiencia y una expresión más completas y agudas."

Y he leído un cómic de la grandiosa Astiberri, el autor se llama David Rubín, "La tetera del oso malayo".Un enlace a la página web:
http://astiberri.com/ficha_prod.php?cod=lateteria

Tengo ganas de volver de nuevo a la hoja en blanco.

Mi bendición.

Virgiñita

2 comentarios:

  1. Me encanta esa definición de creatividad. Yo diría además que el hecho de estar en el presente con plena atención en lo que haces, te lleva a disfrutar de todo inmensamente.Y como siempre son esas pequeñas cosas: parar, respirar, sentir la brisa, el olor del té tecién hecho, las gotas de lluvia que se convierten en prisma con la luz del sol...Sentir la vida en toda su grandeza, nuestra conexión con todo lo que hay. Escuchar y compartir en el silencio, para después salir al mundo y gritar a los 4 vientos que otro mundo es posible. Gracias por tus reflexiones. Un abraz grande y primaveral.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Mada: gracias a ti por traer la primavera con tu abrazo.

    ResponderEliminar