domingo, 14 de febrero de 2010

Catedral arbórea




Visita el perfil freelance de Virginia Castanedo en InfoLancer.net

Buenas noches desde mi recién recuperada conexión a internet:

Hoy he estado en Gorliz, en una playa magnífica, y de paso en uno de los búnkeres (la RAE lo escribe así) de la Guerra Civil, desde donde se divisaban y encañonaban los barcos que trataban de llegar a la costa. Creo que formaba parte del mítico Cinturón de Hierro vizcaíno, uno de los núcleos de resistencia republicanos. Como dijo el escritor Ramiro Pinilla en su trilogía apasionante "Verdes valles, colinas rojas", al ejército rojo vasco "sólo le detuvo el mar"...

Y a la salida, justo donde estoy yo, descubrimos un árbol que había conseguido lanzar sus raíces en un metro cuadrado, salvando la distancia desde la tierra hasta la roca, formando una cúpula de raíces... no estoy segura de si se aprecia en las fotografías, espero que sí.

Hasta pronto.

Virgiñita

No hay comentarios:

Publicar un comentario