domingo, 13 de diciembre de 2009

Quincena de placeres



Visita el perfil freelance de Virginia Castanedo en InfoLancer.net

Mis composiciones de ayer ("Más espacios") y de hoy, que viene al pelo para enlazar los dos temas de hoy: si en la entrada anterior te has sentido identificad@, te recomiendo un ejercicio de la maravillosa Julia Cameron (su libro "El camino del artista" es un referente y un faro en el desarrollo creativo. Editorial Troquel).

Un primero paso es escribir (al menos) cinco cosas que amas, otras tantas qeu te encantaría probar y no has hecho todavía, cinco cosas que te calientan el alma.

A continuación, se trata de planificar dos semanas de pequeños placeres.
Incluir las actividades que amamos y que nos dan vida en nuestra agenda, sin excusas. Es un compromiso contigo mism@: de ti depende, a ti benefecia.

Es curioso que este ejercicio en ocasiones plantea muchas resistencias, por ejemplo: "No me gusta planificar los placeres", "ya me cuido bastante", etc. Las resistencias pueden decirte algo: ¿te cuesta premiarte? ¿Te cuesta planificar? ¿Cómo puedes hacer este ejercicio que se adapte a ti?


Por ejemplo, yo escribí mi listado ayer sábado, con lo que hoy domingo me he premiado con un huevo frito con patatas fritas picadas muy finas y, previamente, vuelta a correr. Mi experiencia, tras meses sin practicar, en próximas entradas.

El lunes me preparo para comer pollo crujiente a la plancha con hierbas aromáticas y una ensalada sencilla (es una de mis comidas favoritas)
El martes voy al cine.
El miércoles pastelito de chocolate.
El jueves...

Cada persona sabemos qué es lo que más nos gusta. Y permitirnos al menos ese placer cada día, saber que aunque tengamos una jornada difícil nos espera ese gusto...

¿Os atrevéis a probar?

Un saludo.

Virgiñita

3 comentarios:

  1. Yo tengo que hacer una serie de cosas la semana próxima que no pueden esperar más, voy a dar la vuelta a tu consejo y tratar de convertirlas en algo placentero.
    La organización es fundamental: ahorra tiempo y dolores de cabeza y deja más tiempo libre para una misma. Por ejemplo, me encanta cocinar pero no me gusta nada ir a comprar. Haciendo un planificación semanal de almuerzos y cenas, se minimiza el tiempo haciendo las cosas que no gustan pero que son necesarias.

    ResponderEliminar
  2. Eso es verdad. Si te parece, puedo dar unas indicaciones de Gestión del tiempo que suponen un ahorro sustancioso de vida.

    ResponderEliminar
  3. Venga! Ultimamente es lo unico que busco en internet: cómo aprovechar el tiempo, aunque con las horas que me paso, no salgo a cuenta! XD

    ResponderEliminar