viernes, 3 de julio de 2009

Hogar interior




Visita el perfil freelance de Virginia Castanedo en InfoLancer.net



Bienhallad@s de nuevo.
Hoy he visto un cartel que me ha hecho mucha gracia y que me ha invitado a volver al blog, tras una travesía sin encontrarnos. La comparto con vosotros, junto con dos titanes en un edificio de nueva construcción, en Leioa.

Y una cita del magnífico libro "Mujeres que corren con los lobos", de Clarissa Pinkola Estés, reeditado en Ediciones Zeta de Bolsillo y que puede considerarse como una inversión. Yo es el tercero que compro y regalo (un ejemplar me lo obsequié a mí misma).

Para ampliarlo, donde dice "mujeres", léase, si se quiere, "personas". Para mí es uno de los libros clave en la recuperación de la creatividad.

Página 400.
"Por distintas razones que en su momento parecían buenas, se habían pasado muchos años aceptando un exilio permanente de su patria (interior) y habían olvidado lo inmensamente beneficioso que es el hecho de que la lluvia caiga sobre la tierra seca.
Para algunas, el hogar (interior) es el inicio de una actividad. Algunas vuelven acantar tras haberse pasado varios años sin encontrar ninguna razón para hacerlo. Se entregan al aprendizaje de algo que llevaban mucho tiempo deseando aprender. Buscan a persoas y cosas perdidas de sus vidas. Recuperan la voz y escriben. Descansan. Hacen suyo un rincón del mundo. Topman grandes o extremas decisiones. Hacen algo que deja huella.
Para algunas mujeres el hogar es un bosque, un desierto, un mar. En realidad, el hogar es holográfico. Se desarrolla en toda su plenitud incluso en un sólo árbol, un solo cacto del escaparate de una tienda, un estanque de aguas serenas. Se desarrolla también en toda su potencia en una amarilla hoja caída sobre el asfalto, una roja maceta de arcilla que espera la plantación de una raíz o de una gota de agua sobre su tierra. Cuando una mujer se concentra con los ojos del alma, ve el hogar en muchísimos lugares."


Mi bendición, hasta pronto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario