viernes, 13 de marzo de 2009

Mi abuela, archivo de imágenes y una acuarela



Visita el perfil freelance de Virginia Castanedo en InfoLancer.net

Buenas noches:

Hoy no tenía pensado escribir, pero al final me he decidido, y me alegro.

Os presento el Collage de hoy y una foto de una acuarela que he empezado. Falta la ciudad de Gaza, debajo, que parece en blanco y negro por el contraste con la violencia de la nube de fuego.

La he sacado de una foto del periódico. Cada vez que aparece una imagen que me gusta, la recorto y la guardo en una carpeta. Es muy importante para la creatividad tener un archivo personal de imágenes a las que poder recurrir como inspiración. Se trata de coleccionar las que nos llamen la atención por algo, sin entrar en racionalizaciones... Y, de vez en cuando, volver a verlas, tratar de juntar unas con otras en tu obra o en tu cabeza... Y tal útil para el arte como para sacar ideas sobre cualquier tema que se necesite. Creo que en los próximos días hablaré de técnicas de generación de ideas.

Y mi abuela Juana, una de mis referentes desde la infancia. Cuando hace unos años sus hijos la dijeron que pensara en un regalo grande, que se lo compraban, dijo:" Una moto" (todavía no habían salido al mercado los Smart). Y así fue. Como no había trajes de cuero de su talla, se lo hizo ella misma, y se desplazaba con su vehículo a ver a sus hermanas, en pueblos cercanos al que vivía ella. A 30 por hora, pero iba. Lo dejó hace unos años, con casi 80, porque "se notaba vieja". Es mi ídolo. Digamos que soy una de las continuadoras de una familia de mujeres guerreras.

Lo que ha pasado hoy: está mi abuela ahora en casa de mi madre, cuidándola. Mi madre se está recuperando de una enfermedad grave; está cada vez mejor y con mucho ánimo.
Total, que llego y me pide que la recuerde cómo se usaba su móvil, porque es nuevo y todavía no lo controla; que había intentado llamar a mi tío y no había podido. Se lo voy explicando paso a paso, cuando me doy cuenta de HABÍA BORRADO LA AGENDA y no tenía ningún contacto... claro que no había podido llamar.
Así que la hemos vuelto a poner los teléfonos en la memoria, y todo solucionado.

Debe de ser congénito, porque un día mi hermana pequeña (me llevo 13 años con ella), tuvo que pedir ayuda para volver a instalar el Word en el ordenador porque también lo había borrado, sin rastro... sin tener la más mínima conciencia de lo que estaba haciendo, claro. Ahora que lo pienso... a mí me pasa algo parecido... en mi ordenador nuevo no puedo instalar el Messenger por no sé qué de la configuración Proxy... vaya, vaya.

Bueno, espero que os hayan hecho sonreír las Castanécdotas, como las ha denominado un querido ex alumno, Pablo.

Un beso y hasta pronto.
Virginia

4 comentarios:

  1. Me gusta tener este sentimiento de querer estar
    presente en tus dias leyendo las Casnectodas de tu familia, viendo tu parte creativa. Me gusta y me agrada mucho poder hacerlo. La acuarela ...
    Tu socia

    ResponderEliminar
  2. Gracias, socia: me encanta que seas tú la primera en mostrarme que hay vida ahí fuera... Nos vemos, leemos, hablamos...

    ResponderEliminar
  3. Hola Virginia guapa!
    Soy Inma, tu compi de arteterapia. La verdad es que es todo un lujo poder acceder a este espacio tan tuyo de tu vida y de tu creatividad. Realmente me inspira mucho lo que dices y sobro todo como trabajas lo artístico como elemento de autoexpresión. Me has recordado y depertado inquietudes que estaban dormidas tiempo atrás. Gracias..... Más, más quiero más jeje ,-))

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola, Inma! Me encanta que hayas visitado mi blog y que suene para ti como un despertador, ;-)
    Espero que te continúe gustando y que aportes tantas cosas creativas como tú eres capaz, que son muchísimas.

    ResponderEliminar

Archivo del blog